Humedad

Cómo medir el nivel de humedad en casa

Datos fiables sobre la humedad
La humedad es la concentración de vaho o vapor de agua en el aire. Tú, al igual que tus familiares y mascotas, exhalas humedad al respirar y transpirar. Hasta tus plantas de interior producen humedad. Los quehaceres domésticos también suman vapor al ambiente: cocinar, ducharse, bañarse, hacer la colada, fregar los platos… Y puede entrar más humedad en la casa procedente del terreno que la rodea desde el sótano o desde el forjado sanitario.

¿Cuándo se convierte la humedad en un problema?
Necesitamos humedad para nuestra salud y bienestar, pero tanto el exceso como la escasez traen un sinfín de problemas a los propietarios (ver imagen 1). Algunos de estos problemas son simples molestias; otros podrían ser mucho más serios. Los canadienses conocen muchos de ellos. Suelen ocurrir durante los meses de uso de la calefacción, cuando tenemos las ventanas constantemente cerradas y hay menos corrientes de aire en el interior y menos ventilación.

Exceso de humedad  / Escasez de humedad
Síntomas habituales
• Condensación en las ventanas
• Manchas de humedad en paredes y techos
• Moho en el cuarto de baño
• Olor a moho
• Reacciones alérgicas
• Piel y labios agrietados
• Sequedad en la nariz y en la garganta
• Problemas respiratorios
• Electricidad estática y chispazos
• Problemas con los aparatos eléctricos
Consecuencias a largo plazo
• Daños en el inmueble y el mobiliario
• Persistencia en las alergias
• Otros problemas de salud
• Molestias continuadas
• Daños en los muebles y demás objetos




humedad penetrante | humedad creciente | HidroConcepto | condensacion | control de humedad | Problemas de humedad |